Maromero

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal

Publicada en Diario ADN,febrero 8 2019

Audio: https://www.spreaker.com/user/8676384/2019-02-07-20-51-38-computer-record

Ha venido a visitarme a mi finca ,entre el rio Cauca y la desbaratada carretera Panorama, el señor Director Nacional de Invías, Juan Esteban Gil. El gesto,que enaltezco y valoro en todo lo que significa, se aumenta porque vino a explicarme en detalle el desarrollo y evolución de los problemas que el Invias ha tenido para asumir desde el 7 de agosto que comenzó el gobierno Duque, el mantenimiento de las carreteras que el 31 de julio del año pasado fueron devueltas a la nación porque cesaron sus concesiones de mantenimiento.

Sus argumentos y razonamientos son respetables.Eso sí,difieren radicalmente de los vómitos que han arrojado, sobre mis notas críticas alrededor de las carreteras en esta columna, sus congéneres duquistas desde los garages tuiteros que pretenden dizque defender la imagen del presidente. El doctor Gil no vino a refutar mis argumentos.Tampoco a negarlos ni a afirmarlos categóricamente.Vino a explicarme que si pudo haber una falla en el empalme entre el gobierno Santos y el gobierno Duque antes de su posesión, donde no se advirtió la gravedad de lo que podía pasar,( y pasó), tampoco se buscó una fórmula para remediarlo.Pero sobre todo que existe una falla estructural del mastodonte que es el estado colombiano que les impidió ,por falta de nominación presupuestal, invertir de agosto a diciembre las platas que seguían recibiendo de los peajes.

Actuando más como maromero,haciendo calistenia presupuestal,el Invias, dice su director, ha podido desde el 2 de enero  desarrollar un programa de urgencia sin decretarla.Ahora  comienza entonces su labor de ponerle curitas a las carreteras colombianas mientras el dinosaurio de la burocracia  esquiva los obstáculos de las madres abadesas y  de los pipes,que paralizan la marcha del gobierno, y logran sacar avantes  las licitaciones de mantenimiento que debió haber tenido listas desde el 7  de agosto.

@eljodario

gardeazabal@eljodario.co

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *