La importancia de los medios alternativos y comunitarios

En varios departamentos de nuestro país los municipios están abandonados por el ente estatal encargado: no hay adecuadas condiciones viales y de servicios públicos como agua, electricidad, gas, sanidad, ni servicios fundamentales como educación y salud; allí los medios masivos de televisión no tienen cabida.

Existen comunidades que se han organizado y han creado pequeños medios comunitarios, encargados de ir solucionando poco a poco las necesidades que van surgiendo para su comunidad primando el beneficio común por encima del individual. En departamentos como Vichada, Arauca, Guaviare, Meta, Boyacá, Putumayo, Guainía, Vaupés, entre otros; buscan generar alternativas para solucionar sus problemas y necesidades.

Los pequeños medios de comunicación se enfrentan a diversos obstáculos a la hora de su creación, son conformados por habitantes de las comunidades quienes con su poca experiencia jurídica solicitan ante los entes gubernamentales, como el Ministerio de Comunicación, los permisos para la libre radiodifusión. Aspiran a recibir una posible frecuencia en FM (Frecuencia modulada) o AM (Amplitud modulada) para difundir la información que le interesa a su entorno. Estas alternativas, sin ánimo de lucro, le sirven a su comunidad llevándole la información a sus receptores de baterías pese a no contar con un fluido eléctrico en las veredas.

Una vez obtenida la licencia de funcionamiento y operación aquellos mismos grupos se organizan para crear contenidos que les aporten al desarrollo educativo y cultural para su comunidad. Una de las bondades en la radiodifusión de estas comunidades es que su parrilla de programación contiene programas que hablan desde cómo fertilizar la tierra, información sobre eventos próximos dentro de su municipio, avisos sociales de interés general para la comunidad, hasta programas formativos de alfabetización. Lo importante para estos sectores es fortalecer la cultura ancestral que se ha transmitido de generación en generación otorgándole al medio de comunicación alternativo una identidad única valorada por sus habitantes.

Además, este medio comunitario brinda la posibilidad de hacer parte del mismo a cualquier miembro del pueblo que quiera contribuir con sus aportes para alguna de las temáticas anteriormente mencionadas, siempre y cuando cuenten con un asesoramiento previo de personas que hacen parte del medio. Al inicio estos medios son conformados por los presidentes de las Juntas de Acción Comunal, por el párroco o líderes religiosos del municipio que son quienes concentran toda la educación de estas comunidades y garantizan el auto-sostenimiento del medio a través de basares, rifas y actividades lúdicas que enriquecen culturalmente al pueblo y de la misma manera al medio comunitario.

Otros medios, igualmente alternativos o comunitarios, son los periódicos regionales, canales regionales, boletines de interés social, revistas, entre otros. los primeros de la lista son los encargados de emitir avisos fúnebres, publicidad de las pequeñas microempresas dentro del municipio, las noticias más importantes sobre lo que sucede en los diferentes municipios que pertenecen a la región, desapariciones de objetos, animales o personas que hacen parte de la comunidad.

Los medios de comunicación alternativos y comunitarios son más propensos a ser censurados. Por ejemplo en el departamento de Cauca, según datos del Ministerio de Comunicación en el año 2014, existían municipios donde la presencia de los grupos armados no permitía el funcionamiento de los medios. Todo esto va ligado a la censura, ya que aquellos grupos infunden miedo a los habitantes para que no salgan a la luz pública sus hechos. Por la falta de infraestructura en señal, solo municipios como Caloto, Guapi y Miranda son afortunados de tener una señal de calidad aceptable para medios comunitarios.

Para la gran mayoría de medios comunitarios y alternativos su difusión con el público es limitada por falta de recursos, debido a que para poder ejercer su labor mediática deben pagar una cantidad de dinero al Ministerio de las TICs y a Sayco & Acinpro. Se le quita así el derecho a la información que tiene la comunidad y a la libre expresión a cada uno de los integrantes que hace parte del medio.

La importancia de estos medios es vital para la comunidad ya que son los encargados de alguna manera de informar, prevenir, advertir y comunicar todas las problemáticas y lo que sucede en el día a día en estas comunidades vulnerables. Los medios masivos de comunicación deberían ser los encargados de expresar las necesidades que viven los habitantes de los sectores menos favorecidos. El Estado también debería intervenir y fortalecer económicamente a estos pequeños medios que cumplen su labor a la perfección, sin ningún tipo de interés personal, y en su mayoría forjando valores para el desarrollo óptimo e integral para su comunidad.

Fuente:Por Carlos Fernando Rodríguez, Erick Santiago Tovar
Fuente: Prensa Rural
www.radiomacondo.fm

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *